De como un dia casi echo al autor de la guia de aves

image

Tenía menos de dos meses de haber entrado a trabajar a Carara, cuando un dia en el escritorio de la boleteria estaba mi guia de aves abierta, estaba ahi repasando, cuando llegó un Sr. que hablaba perfecto español con marcado acento gringo, venia como guia de dos turistas extranjeras…

me dijo: “ah le gustan las aves?” le dije: si… se quedó pensando y se dio la vuelta al costado de la pequeña oficina donde estaba la puerta, cuando vi que estaba entrando por la puerta le iba decir : “Señor no puede entrar aqui” (eso debido a la restriccion que tenemos los que vendemos tiquetes en los parques de que no puede entrar nadie mas que uno, por el manejo de dinero)

Pero no le dije nada por que queria ver que iba hacer!
Ese Sr. con perfecto español y marcado acento gringo, entró tomó el libro buscó las hojas de adelante y pensé: “hey que va hacer”
Me preguntó: “como se llama?”…

Era el autor del libro que estaba en mi escritorio y que habia andado “parriba” y “pabajo” durante un año atras, que habia tenido que ahorrar para comprármelo… Seguro vio mi cara de asombró y sacó su cédula y me dijo: “vea puedo votar y todo” decía Richard Lindsay Garrigues…

Mensaje de un Guardaparque de Osa (Caso de Mauricio Steller)

Lo que le esta pasando a Steller es una situación muy pero muy difícil que le pudo haber sucedido a cualquiera de nosotros sólo por cumplir lo que nos demanda nuestro ordenamiento jurídico que es el velar por los recursos naturales suena paradójico que Mauricio cumpliendo con ese principio hoy las mismas leyes lo mandan a la cárcel.

Lo peor es que este proceso lo ha tenido que afrontar el sólo, creo que no ha habido un acompañamiento por parte del MINAE, SINAC y la parte jurídica y de la dirección de ACOSA quedó demostrado en estos días que se llevó acabo el debate a Mauricio sólo lo acompañó el personal de campo exceptuando a Rodolfo, aquí hago un paréntesis para agradecer a Pablo Astúa, Gerardo Cháves y Juan Luis Sánchez que nos dieron la facilidad de poder acompañar a Steller.

El resultado de este juicio es un resultado que lesiona a toda vista primero que nada a Mauricio, al resto de funcionarios y a los recursos naturales, quedamos como dicen con las manos atadas lo peor quedamos a merced de estas personas inescrupulosas ya que limitan nuestro actuar debido a que no debemos provocar el “enojo” de ellos por hacer nuestro trabajo frase ridícula empleada el día del juicio.

En cuanto a las protestas todas las que sean necesarias desde protestar al frente de la Fiscalía, hasta las de entregar las armas, debemos hacer entre todos y todas un movimiento mediático para revertir este fallo injusto.
El programa debe implementar protocolos de actuaciones capacitación etc.

Hoy más que nunca les hago un llamado de la forma más vehemente que nos unamos en apoyo a Steller.

*Es importante señalar que hace poco recibimos un mensaje del Ministro de Ambiente donde nos informa que le ha ofrecido apoyo a nuestro compañero y que estan en la búsqueda de abogados penalistas para evitar esta dura condena.

Triste noticia…

Una muy triste noticia nos embarga…

Compañero guardaparque de ACOSA ha sido condenado a 12 años de prisión cuando en el cumplimiento de su deber hirió de bala hace años a un infractor ambiental el cual iba a atacarlo con un machete. El infractor murió por complicaciones de salud (unos años despues) que aún no tengo conocimiento si estuvieron vinculadas a ese suceso.


¿Cual fue el apoyo que nuestra institución le brindo a este compañero?

–es una pregunta que todos nos hacemos–

¿Que habría pasado si la situación hubiese sido a la inversa?


En Costa Rica para los jueces y fiscales las personas que protegemos los Recursos Naturales somos vistos como terroristas, y cada día me convenzo mas de la dura tarea que tenemos por delante.

— Tigre suelto contra Burro amarrado —


¡Y QUE VIVAN LOS GUARDAPARQUES CARAJO!

1065003_10151687618038754_2016128343_o

Mauricio Steller, exponiendo su caso el dia de la Marcha de los Guardaparques 28 junio 2013.

.

A Aurelio Batista Batista Guardaparque

Por Oscar Esquivel Garrote

Cuando muere un guardaparque, el camino se llena de vivencias ausentes y surgen los recuerdos , que como partitura son dibujadas nuestras huellas en el sendero, ahí en donde la vida transita como un río de plumas en migración. Así es nuestra vida de guardaparques, a veces de clorofila , a veces de carne y hueso, y otras como el aroma de una orquídea que inunda el espíritu de la montaña al caer la tarde….

10550920_833458513351985_5448535162959084720_n

Guardianes de la Montana

“Aunque el terreno sea grande y la pendiente casi implacable, al guardián de la montana no le aflige pues su ímpetu es mas grande y mas fuerte que el mas abrupto de los terrenos, y aun mas grandiosa la recompensa”

El Himno Oficial a Los Parques Nacionales y el día Oficial del Guardaparque

10450035_10152618777143754_7664347685554382276_o

Guardaparque, Luis Castro Parque Nacional Carara, 2014

Nº 34979-MINAET

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA

Y EL MINISTRO DE AMBIENTE, ENERGÍA

Y TELECOMUNICACIONES

En uso de las facultades que les confieren los artículos 140 incisos 3, 18 y 146 de la Constitución Política y el artículo 28 párrafo 2. inciso b) de la Ley General de la Administración Pública, Ley Nº 6227 del 02 de mayo de 1978.

Considerando:

1.—Que de conformidad con el artículo 22 de la Ley de Biodiversidad Nº 7788, el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC) es un órgano de desconcentración máxima del Ministerio de Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, el cual tiene personería jurídica instrumental y es un sistema de gestión y coordinación institucional desconcentrado y participativo, que integrará las competencias en materia forestal, vida silvestre, áreas protegidas, con el fin de dictar políticas, planificar y ejecutar procesos dirigidos a lograr la sostenibilidad en el manejo de los recursos naturales de Costa Rica.

2º—Que el SINAC como institución pública encargada de velar por la conservación y protección del patrimonio natural del Estado, así como de la biodiversidad que en ella se encuentra ha buscado la implementación de establecer categorías de manejo dentro de las áreas silvestres protegidas en todo el territorio nacional.

3º—Que el SINAC ha implementado en su política operativa y funcional la conservación de los Parques Nacionales, así como hacerle ver a la sociedad civil la importancia en la conservación de sus ecosistemas, y con ello transmitir un mensaje positivo el 24 de agosto en la celebración del Día de Parques Nacionales.

4º—Que para dicha celebración el SINAC no cuenta con un himno que represente la celebración de tan importante y conmemorativa actividad institucional, que a su vez representa el motivo principal de la conservación de los parques nacionales.

5º—Que la parte funcional que mayor aporte ha dado a la conservación y protección de las áreas silvestres protegidas ha sido la del guardaparque, quien con su dedicación, entusiasmo y espíritu de luchador por los parques nacionales y todas las áreas silvestres del país ha logrado mostrar al mundo que Costa Rica es un país con belleza natural incomparable. De tal manera, que resulta para el SINAC la necesidad de reconocer y dar mérito a quienes realizan tan fundamental función. Por tanto,

DECRETAN:

El Himno Oficial a Los Parques Nacionales y el día Oficial del Guardaparque

Artículo 1º—Declárese oficial la siguiente letra y música de Miguel Dávila Ortiz, será el Himno Oficial a los Parques Nacionales, el cual será entonado por los funcionarios del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, en las diversas actividades oficiales, en especial el 24 de agosto de cada año, fecha oficial para la celebración del Día de Parques Nacionales:

Letra y Música de Miguel Dávila Ortiz

1

Que vuelva la vida al bosque

aún no es demasiado tarde

son congos y gavilanes

pizotes y zoterres.

2

Fueron dos comenzando los setenta

dos años más tarde tres más.

Después quisimos más parques,

más bosques montaña y mar.

3

Santa Rosa, Corcovado,

Tortuguero, Cabo Blanco,

quien quiera saber lo que es mi tierra,

y quiera conocer este país,

no vaya donde sueñan las rocolas

vaya donde vive el colibrí.

4

Entre tierra de historia milenaria,

de Guayabo hasta el monte glacial Chirripó,

país parque de montañas,

tiene mares, tiene golfos

y un parque palmera y pantano

de ritmo negro caribe, Caribe Limón comparsa

decir Cahuíta es mejor…

5

Fueron dos comenzado los setenta,

dos años más tarde tres más…

(se repite la estrofa)

Música

Artículo 2º—Declárese el 23 de agosto de cada año como el Día del Guardaparque en todo el territorio nacional.

Artículo 3º—Rige a partir de su publicación en el Diario Oficial La Gaceta.

Dado en la Presidencia de la República, a las nueve horas del veintiuno del mes de agosto del año dos mil ocho.

ÓSCAR ARIAS SÁNCHEZ.—El Ministro del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones, Roberto Dobles Mora.—1 vez.—(Solicitud Nº 37650).—C-284590.—(D34979-120179).

¡Entonces!….Será que trabajamos al margen de la ley?

Por Oscar Esquivel Garrote. 1 de mayo 2014.
Creo que en el Sistema Nacional de Áreas de Conservación ( SINAC) trabajamos al margen de la ley, pues por más que nuestros propios “asesores legales” se rasguen las vestiduras, y aun cuando la ley no faculta que las horas y días extra laborados sean compensados con tiempo, lo cierto del caso es que en la práctica, tanto en las áreas silvestres protegidas (ASP) como en oficinas, se hace todo lo contrario. Para ello veamos un ejemplo común , en el cuál la administración de un ASP acostumbra decirle o proponerle a un funcionario que ya ha cumplido con sus días de trabajo (entrada): – ” ocupo que se quede un día más ” y de seguido agrega – pero – “coge un día más libre”. Entonces, la verdad es que la práctica nos contradice. Lo mismo ocurre en oficinas, -y pongo de ejemplo el caso mío- pues tengo varios oficios dirigidos a mi jefe inmediato en donde se podría leer algo así como : “…como es de su conocimiento y por haber trabajado el sábado pasado , le solicito como día libre compensatorio el lunes tal…”. Lo curioso del caso es que solamente nos están compensando el día de 8 horas; pero sí es cierto que “El que puede lo más puede lo menos”; entonces deberían contabilizarse el día con todas sus horas extra laboradas, y ser justos y equitativos en el reconocimiento a los funcionarios.
Ante esta situación, lamentablemente el SINAC -que yo conozca- nunca ha realizado alguna iniciativa general real y concreta, para remediar este vicio administrativo, que lo vemos como natural o razonable, considerando para ello el tipo de ambiente en el que nos desenvolvemos, en casi continuo contacto con la naturaleza. Lo curioso del caso es que ese continuo contacto con la naturaleza se vuelve en un enemigo silencioso contra el funcionario, pues le limita e impide escalar fácilmente en su carrera profesional sin la cual su salario y demás derechos laborales quedarán en rezago, cuando pasado el tiempo se enfrente a una jubilación, que a mi criterio nunca le compensara -materialmente hablando – todo el esfuerzo y sacrificio entregado en cuerpo y alma por los recursos naturales del planeta. En este punto quedaran atrás estudios universitarios soñados y momentos familiares no vividos, que como aspiraciones no pasaran de ser un deseo nada más.
Al respecto de esto , un oficio firmado por el Director Ejecutivo del SINAC, indica que : … las horas extra deben ser compensadas con tiempo, debido a que no es viable el reconocimiento económico de las horas extras . Sin embargo aquí volvemos a entrar en una contradicción y estado de desigualdad en una moneda de dos realidades, pues como es sabido en la práctica el SINAC compensa días extra con días libres a pesar de que la ley no lo permite, pero por otro lado NO ES CIERTO que no es viable la compensación económica de horas extra, pues sí se revisa el presupuesto del 2014, sólo el Área de Conservación La Amistad Pacífico presupuestó en la Sub partida “ 0.02.01-Tiempo Extraordinario “ la suma de ¢2.208.341,76 0,00 (Dos millones doscientos ocho mil trescientos cuarenta y un colones con setenta y seis céntimos ) para el pago de horas extra. Lo mismo ocurriría sí se revisa la ejecución presupuestaria del SINAC de años anteriores , en donde en ocasiones el pago de horas extra suma más de 15 millones anuales.
Por todo esto y otras cosas más, es que creo que en el SINAC debemos abrir el diálogo y análisis de las implicaciones legales, económicas, administrativas y humanas relacionadas con la forma en que se debe manejar el tiempo extra laborado por nuestros funcionarios . Para ello la primera acción a llevar a cabo consiste en que se haga un estudio general en el que se registre y contabilicen todas las horas extra laboradas, de tal forma que nos permitan valorar la magnitud y el impacto de esta situación.

Hoy cumplo 5 años

Son pocos años…diría no se si son muchos o pocos, pero si son muchas las personas y las situaciones que pasan por aquí, por el ”Río de Lagartos” ha habido días difíciles en los que he querido desistir, pero también y por fortuna ha habido personas dando ánimos para seguir en la lucha, es mi trabajo, es una pasión, pero a la vez una lucha constante contra la inconsciencia, contra la ignorancia, y contra la injusticia por la que sufre la mártir madre tierra.

A través de esa ventanilla oxidada han pasado mas de 1000 días, viendo pasar gentes de gentes. Unas personas que salieron absortas por la inmensidad de los arboles otras enfurecidas por que solo vieron ”simples hormigas corta hojas”, si supieran todo lo que hay detrás de esos increíbles seres, pero así es esto.

5 anos han pasado observando la magia del bosque, han sido 5 transiciones entre la época seca y la lluviosa, como cambia todo…5 veces observando como los gallinazos dan pinceladas de amarillo a la montana de Carara, después algunos rosas del roble de sabana y otra vez el amarillo del cortez, los mejores espectáculos están aquí y los quiero seguir presenciando por que en el fondo es de las mejores cosas que me han pasado

Imagen

A TODOS… GRACIAS

GRACIAS POR HABLAR POR TODOS LOS GUARDAPARQUES DE COSTA RICA, CUANDO PENSÁBAMOS QUE NO TENÍAMOS VOZ, USTEDES FUERON LA NUESTRA…

Imagen

“La vida de un Guardaparque”

Autor: Jose Antonio Salazar
Compañeros y compañeras. La observación y protesta de Rolando la comparto. El temor de todos los que trabajamos en el campo siempre ha sido cómo enfrentar la tragedia cuando se presenta.  La tragedia, el problema, mortal o no, de un Guardaparque accidentado o en crisis por un problema físico. Nuestras áreas protegidas en su gran mayoría están situadas en sitios geográficos difíciles, de malos caminos, precisamente por la naturaleza de las mismas.
Por ese motivo es obligación ineludible del Estado, mantener en ellas SIEMPRE un vehículo en buen estado, pronto a rescatar un guardaparque o un visitante en problemas. En esto no hay discusión ni escusas. Ninguna Institución Pública, ningún empleado de otras instituciones toleraría esta situación, porque viola las reglas más elementales de la seguridad laboral. Viola los derechos humanos consagrados en nuestra Constitución y, tal vez lo más importante, viola la solidaridad humana que debe privar siempre.
Por alguna razón, algunos Directores de Área de Conservación piensan que pueden manejar nuestras áreas silvestres protegidas y su personal como fincas bananeras del siglo pasado. Es increíble su aparente poder, que llega al punto de decidir si dota a una área silvestre de vehículo o no. O,  cuanto presupuesto le asigna, aún y cuando son estas áreas las que sostienen el presupuesto de la Institución. Imagínense a un Director de AC decidiendo estas cosas. Para él las ASP son un número más en sus obligaciones y problemas a resolver.
No importa que estas áreas aporten al país más del 5% del PIB. No importa que estén resguardadas por personas alejadas de sus hogares y que diariamente enfrenten todos tipo de amenazas, aumentadas ahora con los problemas de narcotráfico. Dependiendo de su grado de conciencia ambiental, de responsabilidad, de conceptualización de la importancia de estas áreas para la sobrevivencia del planeta, así la dotará de equipo, presupuesto y personal.
Por ese motivo, por la subjetividad de cómo se deciden estas cosas, con algunas excepciones imagino, los vehículos nuevos se quedan en las “sedes” regionales y los viejos, se envían al campo, donde por las condiciones geográficas, más bien, se debería contar con vehículos en perfecto estado. O sea, estamos sujetos a “lo que el Director piense y decida”, aunque no concuerde con la aparente política de la Institución rectora. En la pasada marcha por nuestras áreas protegidas y los Guadaparques, Don Rafael Gutiérrez me manifestaba que el problema o los problemas que sufríamos era más un  problema de “personas”.
Yo le respondí que en mi concepto era un problema estructural. De una estructura que no respondía a las necesidades objetivas del país, especialmente de las áreas protegidas. Aunque no hubo tiempo para intercambiar más ideas, pienso que por esas fallas elocuentes, es que algunos, cada día más, apoyamos la creación de un nuevo Servicio de Parques Nacionales. Ya no es un sueño romántico el que nos impulsa. Es una realidad. Las áreas silvestres protegidas son las verdaderas “joyas de la abuela” de este país y necesitan un trato aparte. Integrado sí, pero aparte, porque son áreas especiales que merecen un trato especial, porque además de protección de ecosistemas y otras cosas, su mantenimiento perpetuo es lo único que garantiza la vida sobre el paneta, amén de los enormes beneficios, además de agua y aire limpio, que en plata constante y sonante dan al país. Y si quienes protegen este verdadero y único tesoro, que son los Guardaparques, no son tratados acorde, gracias al subjetivismo que ya describí, los efectos son desastrosos.
El caso de Valentín es elocuente con este descuido. Pero no debe parar ahí. Es un caso que hay que llevarlo hasta las más altas autoridades. Hay que denunciarlo con valentía y honestidad. Hay que darlo a conocer a todo el país. Y es que no es demagogia. Si se pudo salvar, si se hubiera trasladado rápidamente y recibir ayuda médica, hay que investigarlo y sentar las responsabilidades del caso. Valentín además de un compañero Guardaparque era un SER HUMANO. No podemos sentarnos a brazos cruzados y solo lamentar su muerte. Recordemos que quienes vivimos o visitamos nuestras ASP estamos expuestos SIEMPRE a sucesos impredecibles. Recordemos que no somos funcionarios de segunda o tercera categoría. Somos seres humanos, trabajadores con  TODOS los derechos. Exijamos garantías de trabajo reales.
Solo tomemos un caso, tal vez el más ilustrativo de este desamparo. Me refiero a los funcionarios del Parque Nacional Isla del Coco. El desamparo y la falta de previsión ya cobraron una vida. La vida de nuestro hermano, apreciado amigo e ilustre luchador por nuestras áreas protegidas Joaquín Alvarado García. Cuando se agravó no hubo manera de auxiliarlo. Que estaba muy lejos? Es cierto. Pero había un contrato previo acaso, con algún hidroavión, para actuar en caso de emergencia. Por supuesto que no!!. Existe actualmente?.
Compañeros…pellizquémonos Don Rafael con todo respeto. Que se cumplan en las ASP con las garantías que los funcionarios merecen tener. Que se mantenga permanentemente un vehículo en excelente estado. Que no dependamos de tomas de decisión subjetivas y menos, cuando la vida de nuestros Guardaparques está en juego.
José Antonio Salazar Álvarez. Guardaparque (con mucha honra).
Imagen
Fotografía con fines ilustrativos